Cómo gestionar un trauma emocional

Es común pasar por etapas complicadas, que a veces se convierten en sufrimiento sin saber cómo lidiar con ellas. En ocasiones podríamos estar pasando un trauma emocional. En este post te contamos cómo gestionarlo.

¿Qué es un trauma emocional?

Se denomina trauma emocional al choque o impresión emocional  provocado por una herida psicológica, después de vivir un evento repentino e inesperado que supera los mecanismos de afrontamiento.

De alguna manera, los traumas emocionales contribuyen a las enfermedades mentales, y de no tratarlos, pueden conllevar a tener efectos a largo plazo en el bienestar de las personas.

¿Qué puede causar un trauma emocional?

Algunas de las causas que originan un trauma emocional son las siguientes.

  • Catástrofes naturales como terremotos, inundaciones o incendios.
  • Exposición a situaciones bélicas, terrorismo, robos.
  • Accidentes de tráfico.
  • Abusos sexuales, violaciones.
  • Maltrato físico.
  • Maltrato psicológico
  • Diagnóstico de una enfermedad grave a un ser querido o a nosotros mismos.
  • Fallecimiento de seres querido, sobre todo cuando se producen de forma inesperada.

No obstante, no todos los traumas son generados por un hecho puntual. Sino que, a veces se produce un trauma acumulativo como consecuencia de haber estado expuesto durante un largo periodo de tiempo a situaciones que no hemos podido gestionar de una manera adecuada.

Qué es un trauma emocional

Síntomas de un trauma emocional

A nivel psicológico, las personas con un trauma emocional pueden presentar sintomatología depresiva, ansiosa, disociativa, así como mostrar un mayor nivel de agresividad o irritabilidad que puede desembocar en problemas en las relaciones interpersonales.

Además, es habitual que una persona que presenta un trauma emocional experimente problemas de sueño, los cuales pueden ir desde dificultad para conciliar el sueño hasta pesadillas recurrentes relacionadas al evento que ha causado el trauma.

También puede ser habitual experimentar flashback o pensamientos angustiosos recurrentes, involuntario e intrusivos sobre el acontecimiento generador del trauma.

El miedo a diferentes situaciones del día a día, la dificultad para concentrarse y la sensación de culpa y vergüenza, también pueden estar presentes.

Consecuencias psicológicas de un trauma emocional

El trauma emocional si no es gestionado correctamente puede contribuir al desarrollo diferentes trastornos como trastorno de estrés postraumático, trastornos de personalidad…

Tratamiento psicológico para superar un trauma emocional

Podríamos hablar de trastorno de estrés postraumático (TEPT) cuando, entre otros aspectos y durante más de un mes, la situación se revive con recuerdos involuntarios e intrusivos, aparecen sueños angustiosos recurrentes relacionados con el suceso, sentimos malestar psicológico intenso o prolongado y/o experimentamos reacciones fisiológicas intensas al exponernos a factores internos o externos relacionados al suceso traumático.

En ocasiones también pueden aparecer reacciones disociativas en las que el sujeto siente o actúa como si se repitiera el suceso.

Por otro lado, un trauma emocional puede llegar a ocasionar etapas de ansiedad y pánico, al igual que puede generar depresión si la persona presenta sentimientos de culpa, indefensión y desilusión.

Además, el aislamiento social es otra de las consecuencias de un trauma emocional, de forma que se pierde el significado emocional del paciente.

Tratamiento psicológico para superar un trauma emocional

El tratamiento psicológico o psicoterapia ayuda a minimizar y enfrentar los efectos ocasionados por una experiencia traumática, por lo que siempre es recomendable que, ante la sospecha de estar viviendo un trauma emocional, contactemos con un profesional de la psicología.

El psicólogo valorará cada caso de manera individualizada y elaborará una línea de trabajo personalizada que, en ocasiones, puede incluir el uso de técnicas específicas como, por ejemplo:

  • La técnica EMDR (Eye Movement Desensitization and Reprocessing), se basa en los movimientos oculares y la estimulación bilateral, y ha demostrado ser una buena terapia para el tratamiento de hechos traumáticos.
  • Técnicas de visualización guiada, en las que la persona se proyecta en el futuro, y que ha demostrado ser una herramienta útil para reducir el estrés y la ansiedad y lograr que el cuerpo y la mente entren en un estado profundo de relajación.
  • Técnicas de mindfulness, en las que la persona focaliza su atención en el aquí y el ahora, y cuyo objetivo es ayudar a reducir el estrés y superar el malestar emocional.

Síntomas de un trauma emocional

Además, si la situación generadora del trauma es una situación grupal o que puede afectar a un grupo de personas, como por ejemplo, a un grupo de trabajadores dentro de una empresa por el fallecimiento de un compañero, o por un despido colectivo… desde Stimulus recomendamos realizar una intervención en situación de evento grave in situ, es decir, en las instalaciones del cliente, que englobe los siguientes puntos:

  • Debriefing grupal cuyo objetivo es que un psicólogo especializado en gestión postraumática trabaje con el equipo afectado para normalizar el proceso por el que están pasando, entender sus fases y favorecer que las personas del grupo compartan como están viviendo y afrontando la situación. Dejando que aquellos afectados que lo deseen, tengan la posibilidad de participar, compartir y expresar sus emociones, preocupaciones y dudas.
  • Sesión individual con el mismo psicólogo que ha realizado el debriefing grupal, cuyo objetivo es dar la posibilidad a aquellas personas que lo deseen de profundizar algunos temas abordados en el debriefing grupal o, incluso, trabajar los mismos temas pero de manera más personal ya que no debemos olvidar que hay personas que se sienten más cómodas trabajando y hablando estas situaciones de manera privada e individualizada.

A través de esta intervención, vamos a trabajar las emociones y sintomatología de los trabajadores, introduciendo a su vez aprendizajes emocionales y técnicos, ya que aunque no podemos modificar la situación vivida, sí podemos cambiar el significado que tiene para nosotros y como nos afecta al momento presente. Además, nos permitirán  detectar y acompañar a casos de riesgo.

Para poder acompañar a este colectivo, la empresa puede activar una línea de asistencia psicológica.

El servicio de asistencia psicológica al trabajador es accesible 24h/7d y permite el contacto directo e inmediato con un psicólogo especializado, para evitar la patologización de la sintomatología evaluada, y con un teléfono gratuito. Las sesiones se podrán realizar a través del número de teléfono gratuito o por video consulta a través de nuestra plataforma segura Stimulus Care Services.

La intervención de un psicólogo experto en gestión de estrés postraumático (si es posible en las primeras 72h posteriores al suceso) permite ayudar a prevenir de forma temprana las secuelas patológicas mediante programas de apoyo al empleado.

Deja un comentario

Últimas noticias

Descubre el mundo laboral

LOGO-STIMULUS-CARE-SERVICES-JAUNE-ET-BLANC

Plan Editorial Well-Being

Rompiendo tabúes de la salud mental en tu organización

El propósito es sensibilizar a tus empleados a lo largo del año, con contenidos vinculados a días relevantes para la salud mental y el Bienestar Emocional.

¿Desea descargar nuestro folleto: Salud psicológica en el trabajo a nivel internacional?