Pausas activas en el trabajo: cómo evitar el sedentarismo y mejorar la productividad

En la actualidad, muchos de los trabajos que realizamos se consideran trabajos sedentarios por la baja actividad y movimiento físico que estos requieren. Esta falta de movimiento durante largas horas frente al ordenador puede provocar dolencias musculares, estrés y fatiga mental, lo que a su vez puede disminuir la productividad y aumentar el absentismo laboral. En este post, te explicamos qué son las pausas activas, su importancia y cómo pueden ayudarte a evitar el sedentarismo y mejorar la productividad.

pausas activas trabajo ejercicios

¿Qué son las pausas activas en el trabajo?

Las pausas activas son breves interrupciones en la actividad laboral, diseñadas para reducir el sedentarismo y mejorar la salud física y mental de los trabajadores. Su principal objetivo es combatir los efectos negativos del trabajo sedentario, como son la fatiga, el estrés y los dolores musculares, entre otros.

En las últimas décadas, las pausas activas han ganado una gran relevancia en el ámbito laboral. Cada vez son más las empresas que promueven esta práctica entre sus empleados, conscientes de los beneficios que supone para su salud y su rendimiento en el trabajo. Diversos estudios han demostrado que las pausas activas reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares, mejoran la capacidad cognitiva y reducen el absentismo laboral.

Tipos de pausas activas en la jornada laboral

Existen distintos tipos de pausas activas que pueden ser llevadas a cabo individualmente o en grupo. Sin embargo, a la hora de ponerlas en práctica, es importante que cada empresa y cada persona las adapte a sus necesidades y posibilidades, ya que su objetivo principal es fomentar una cultura de bienestar y salud en el trabajo.

Entre los principales tipos de pausas activas en el trabajo se encuentran:

  • Ejercicios de respiración: consisten en técnicas de inhalación y exhalación que ayudan a relajarse y mejorar la concentración. Estos resultan útiles para disminuir el estrés.
  • Estiramientos: son movimientos suaves que permiten mejorar la flexibilidad muscular y reducir la tensión acumulada. Se pueden realizar sentado o de pie, y abarcan distintas partes del cuerpo como el cuello, los brazos, la espalda y las piernas.
  • Paseos cortos: caminar por unos minutos ayuda a despejar la mente y mejorar la circulación sanguínea. Esta es una buena para los trabajadores que pasan muchas horas sentados frente al ordenador.
  • Actividades de relajación: incluyen técnicas como la meditación, el mindfulness, la visualización, o la relajación muscular progresiva, que permiten reducir la ansiedad, el estrés y, además, mejorar la calidad del sueño.

pausas activas trabajo tipos

Importancia y beneficios de las pausas activas

Los beneficios de las pausas activas en el trabajo son numerosos. Al hacer pausas regulares en la jornada laboral se evita el sedentarismo y se promueve la actividad física y mental, lo que favorece la salud y el bienestar en el trabajo.

Además de reducir el estrés y la fatiga, mejoran la circulación sanguínea, disminuyen los dolores musculares, previenen lesiones y mejoran la concentración y la motivación. Asimismo, realizar pausas activas y poder desconectar del trabajo durante algunos minutos, hace que estas sean una buena estrategia para fomentar la creatividad, el trabajo en equipo y la comunicación entre los compañeros de trabajo.

¿Cómo incorporar las pausas activas en el trabajo?

Incorporar las pausas activas en la jornada laboral puede resultar un desafío para algunas empresas. Sin embargo, existen diversas técnicas y consejos para hacerlo de manera efectiva.

Una de las formas más efectivas de incorporar las pausas activas en el trabajo es establecer un horario, previamente planificado, para realizarlas. De esta manera, los trabajadores sabrán cuándo deben hacer una pausa y podrán planificar sus tareas en consecuencia. Para ello, se pueden utilizar herramientas como recordatorios en el calendario o en el móvil.

Otro consejo es fomentar la participación activa de los trabajadores en la implementación de estas pausas. Al preguntarles qué tipo de actividades físicas o de relajación prefieren hacer durante las pausas activas, se les involucra en el proceso y se promueve un mayor compromiso por su parte.

¿Cuántas pausas activas se deben realizar en una jornada de 8 horas?

No existe una respuesta única para cuántas pausas activas se deben realizar en una jornada de 8 horas, ya que depende de varios factores como es por ejemplo la naturaleza del trabajo, las responsabilidades de cada trabajador y su carga de trabajo, entre otros. Sin embargo, es recomendable que se realice al menos una pausa activa cada hora de trabajo para contrarrestar los efectos negativos del sedentarismo y mejorar la productividad.

A su vez, es importante recordar que la calidad de las pausas activas es más importante que la cantidad, por lo que es fundamental que las empresas promuevan la cultura del descanso y la actividad física en el trabajo, y que los empleados aprovechen estas pausas para hacer actividades que les ayuden a relajarse y disminuir la activación.

Ejemplos y ejercicios de pausas activas en el trabajo

Incorporar algunos ejercicios sencillos en nuestra jornada laboral es ideal para quienes pasan muchas horas sentados frente a una pantalla, pero en general son útiles para cualquier trabajo sedentario. Algunos ejemplos de pausas activas que se pueden realizar en el trabajo son:

  • Estiramientos de cuello, hombros, brazos y otros grandes grupos musculares.
  • Caminata corta.
  • Ejercicios de respiración.
  • Ejercicios de disciplinar como el yoga o pilates.

pausas activas en el trabajo

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de realizar ejercicios de pausa activa?

Cabe destacar que, aunque las pausas activas en el trabajo son muy beneficiosas, es necesario tomar algunas precauciones para realizarlas de manera segura. En primer lugar, es recomendable que cada persona adapte los ejercicios a su propia condición física y evite forzar demasiado el cuerpo.

Además, es ideal que las empresas fomenten la realización de pausas activas proporcionando el espacio y los recursos necesarios para hacerlo de manera segura. Esto puede incluir, por ejemplo, la disponibilidad de áreas designadas y/o el tiempo entre reuniones y tareas.

En definitiva, resulta fundamental tomar en cuenta la salud y la seguridad al momento de realizar pausas activas en el trabajo, tanto a nivel personal como empresarial.

En Stimulus somos muy conscientes del impacto de la salud en la vida de los trabajadores y de las propias organizaciones. Contamos con más de 30 años de expertise, brindando soluciones para prevenir los riesgos psicosociales. Si deseas obtener más información sobre nuestros servicios, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Últimas noticias

Descubre el mundo laboral

LOGO-STIMULUS-BLANC-ET-JAUNE

Talentis se expande a España

El experto en Executive Coaching y desarrollo del liderazgo

Stimulus y Talentis, 2 empresas del grupo Human & Work.

Completa este formulario y recibirás nuestro catálogo en tu email en pocos segundos

¿Desea descargar nuestro folleto sobre la salud psicológica en el trabajo?