Qué establece la Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia

Desde hace ya varios años, el panorama laboral ha cambiado. Nuevas formas de trabajar han emergido y con ellas, algunos posibles riesgos para la salud, en gran medida asociados a la falta de desconexión digital. Ahora, con la llegada de las vacaciones de verano, queremos recordar la importancia de asegurar la desconexión digital de nuestros empleados.

Por ello, en el presente post, hablamos sobre alguna de las principales novedades que incorpora la Ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia, publicada en España con el objetivo de evitar la aparición de estos riesgos.

Derechos del teletrabajador con la Ley del teletrabajo

¿Qué es la Ley del teletrabajo?

La Ley 10/2021 que regula el trabajo a distancia, establece las bases legales para la nueva realidad laboral, que se impuso con la llegada acelerada del trabajo a distancia.

Esta ley tiene como antecedente la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales que, en su artículo 18, establece la desconexión digital como un derecho de los empleados. Por otro lado, el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes y extraordinarias y el Real Decreto-ley 28/2020, de 22 de septiembre, de trabajo a distancia en el que se establece el marco legal general del teletrabajo, ambos ya derogados, sirvieron también como bases legislativas para la nueva Ley. Estos últimos, establecieron las medidas necesarias para hacer frente al impacto económico y social del Covid-19.

El objetivo de la Ley 10/2021, de trabajo a distancia es proporcionar una organización completa e integral con la finalidad de establecer unas bases que permitan satisfacer las necesidades y derechos de los empleados, garantizando su salud.

Con la llegada de esta nueva Ley se ha regulado la modalidad de trabajo a distancia, tal y como hace referencia su nombre y, de hecho, entre las principales novedades que trae consigo, es la definición de tres conceptos relevantes.

Cómo afecta el teletrabajo a la desconexión digital

En primer lugar, el trabajo a distancia, entendiendo como la forma de trabajo que tiene lugar en el domicilio del empleado durante toda, o parte, de la jornada laboral. El teletrabajo, entendido como aquel que se lleva a cabo exclusivamente mediante sistemas informáticos, telemáticos y de telecomunicación. Para que se considere el trabajo a distancia o teletrabajo, al menos, un 30% de la jornada debe realizarse en esta modalidad durante un tiempo de referencia de 3 meses. Por último, el trabajo presencial, que se presta en el centro de trabajo determinado por la organización.

Derechos del teletrabajador con la Ley del teletrabajo

Los empleados que trabajan en modalidades a distancia y teletrabajo tienen los mismos derechos que aquellos sujetos a la modalidad de trabajo presencial, en materia de condiciones de trabajo, retribución, promoción y conciliación. Así, alguno de los derechos que establece la Ley para los trabajadores son:

  • Derecho a la formación en la modalidad de teletrabajo. Las condiciones de teletrabajo no supondrán un perjuicio para el acceso y la igualdad de condiciones de formación.
  • Derecho a la promoción profesional con mismas condiciones en el trabajo a distancia. La empresa deberá informar a sus trabajadores de las posibilidades de promoción profesional dentro de la organización.
  • Derecho al mantenimiento de equipos, medios y herramientas para un buen desarrollo del trabajo a distancia, garantizando una atención en casos de averías técnicas.
  • Derecho al abono y compensación de gastos directos relacionados con los equipos y medios para su actividad laboral, que no podrán suponer un sobrecoste para el trabajador.
  • Derecho del trabajador a distancia de contar con un horario trabajo flexible, con previo acuerdo previamente establecido.
  • Derecho a la prevención de riesgos laborales. La organización se informará de los riesgos asociados a cada puesto, de cara a evaluarlos y prevenirlos. Dicha evaluación tendrá en cuenta las características del puesto específico, incluyendo los tiempos de descanso y desconexión.
  • Derecho a la desconexión digital fuera del horario de trabajo. La empresa deberá garantizar este derecho limitando la comunicación y respetando los tiempos de descanso de los empleados.

Derecho a la desconexión digital_ trabajo a distancia

¿Cómo afecta el teletrabajo a la desconexión digital?

El trabajo a distancia puede dificultar la desconexión digital de los empleados. Alguno de los motivos que permiten explicar por qué ocurre esto es que, en primer lugar, separar el horario laboral del tiempo libre puede resultar una tarea compleja cuando los límites físicos entre ambas esferas no quedan bien definidos.  Por otro lado, el fácil acceso a las nuevas tecnologías hace que sea necesario establecer medidas y límites externos, de cara a evitar que las demandas propias del trabajo invadan la vida personal.

Todo ello, unido a los riesgos que la falta de desconexión tiene para la salud de los empleados, hace que sea de obligado cumplimiento establecer una serie de medidas que garanticen la desconexión digital y disminuyan los riesgos asociados, velando así por la salud y la seguridad de los trabajadores.

En este sentido, la Ley obliga a la empresa a desarrollar acciones de formación y sensibilización para sus empleados, que permitan dar a conocer los riesgos asociados a la hiperconexión. Estas acciones pueden estar enfocadas hacia la adquisición y el desarrollo de estrategias de desconexión y/o formaciones específicamente dirigidas a altos cargos y mandos intermedios, con personas a su cargo, con el objetivo de concienciar a estos colectivos sobre la necesidad de respetar la desconexión digital de sus equipos.

Qué es la Ley del teletrabajo

En respuesta a esta necesidad, resulta igualmente importante contar con un protocolo de desconexión digital, que debe ser comunicado a la totalidad de los empleados y contar con un mecanismo periódico de revisión. Mediante este documento, vinculado a la cultura corporativa y adaptado a las necesidades específicas, la empresa y sus empleados adquieren el compromiso de asegurar la desconexión digital, cumpliendo con las medidas aquí establecidas.

La desconexión digital es un derecho de los trabajadores, cuyo fin es evitar la aparición de riesgos psicosociales que afecten a su salud. Contar con políticas que velen por la desconexión en el trabajo, tiene beneficios tanto para los trabajadores, como para la propia empresa. Stimulus, consultoría experta en riesgos psicosociales, puede ayudarte a evitar su aparición. Contacta con nosotros para más información.

Deja un comentario

Últimas noticias

Descubre el mundo laboral

LOGO-STIMULUS-CARE-SERVICES-JAUNE-ET-BLANC

Plan Editorial Well-Being

Rompiendo tabúes de la salud mental en tu organización

El propósito es sensibilizar a tus empleados a lo largo del año, con contenidos vinculados a días relevantes para la salud mental y el Bienestar Emocional.

¿Desea descargar nuestro folleto: Salud psicológica en el trabajo a nivel internacional?