Trabajo híbrido y la vuelta a la oficina tras la pandemia

A comienzos del 2020 eran cada vez más las empresas que permitían el teletrabajo. Vivíamos una calma transición hacia un modelo mixto hasta que la pandemia nos empujó hacia un modelo totalmente remoto, obligándonos a adaptarnos a “la nueva normalidad”. Hoy, con la vuelta a la oficina, las empresas intentan encontrar el equilibrio perfecto entre presencialidad y teletrabajo, minimizando los riesgos psicosociales y dando a lugar al modelo de trabajo híbrido.

teletrabajo confinamiento

¿Qué se entiende por trabajo híbrido?

Híbrido es todo aquello que es resultado de la combinación de elementos de distinta naturaleza. En el mundo laboral, cuando nos referimos a un modelo de trabajo híbrido, estamos hablando de un modelo de trabajo semipresencial.

Dicen que luego de la tormenta siempre llega la calma. Pues luego del azote del covid-19 podemos decir que lo que está llegando para quedarse es una nueva realidad empresarial. La mayoría de los empleados, han descubierto que el teletrabajo es una posibilidad y muchos ya no están dispuestos a regresar a un modelo totalmente presencial.

Por esto es fundamental realizar una buena gestión del cambio, acompañando a las empresas y a sus colaboradores en esta transición. Adaptándose a este nuevo modelo de trabajo serán posibles los esquemas de trabajo con horarios más flexibles y sistemas de oficinas híbridas.

Motivaciones de las empresas para la vuelta a la oficina

Son muchos los motivos que incentivan a las organizaciones a regresar a un modelo de trabajo presencial o mixto. El trabajo remoto afectó a cada organización de un modo diferente, mientras muchas empresas vieron un aumento en su productividad, muchas otras han obtenido el efecto contrario. Lo cierto es, que el control de los empleados es ciertamente más difícil de llevar a cabo a la distancia.

Otro gran motivo que impulsa a las organizaciones a retomar el modelo presencial es la mejora del trabajo en equipo. Todas aquellas actividades que requerían de la colaboración de varias personas se han visto sumamente afectadas por el teletrabajo. El trabajo en casa impide muchas de las interacciones entre compañeros, que tenían muchas veces colaboraciones entre equipos e ideas innovadoras como resultado. La parte social laboral ha sido la gran víctima de esta pandemia.

Por último, rentabilizar la inversión empresarial no constituye un fundamento menor a la hora de elegir el modelo de trabajo. Las organizaciones han invertido en los últimos años millones de euros en bienes raíces, en crear oficinas innovadoras para sus colaboradores, espacios innovadores y atractivos en el mercado laboral.

Variaciones existentes de trabajo híbrido

No existe un esquema claramente definido de lo que es el modelo de trabajo hibrido. No hay un manual o un libro que nos indique cuál es la combinación perfecta entre teletrabajo y trabajo presencial. Existen muchas combinaciones que van desde un trabajo totalmente remoto a un trabajo totalmente en la oficina y cada organización debe encontrar el indicado para su estructura.

Desde un trabajo totalmente remoto a otro exclusivamente en la oficina definiremos tres modelos de trabajo híbrido:

Trabajo remoto y en la oficina ocasionalmente

En este modelo las operaciones de la empresa están totalmente configuradas para ser llevadas a cabo remotamente. Las empresas incluidas en este modelo, si bien mantienen sus oficinas, lo hacen como un espacio de trabajo para aquellos colaboradores que lo deseen o necesiten.

Para que este modelo funcione es fundamental que la empresa esté preparada para operar como una empresa 100% remota. Los procedimientos y sistemas de liderazgo deben estar diseñados para llevarse a cabo remotamente y para aplicarse por igual a todos los colaboradores.

Oficina con trabajo remoto permitido

A diferencia del modelo anterior, éste tiene como premisa principal la presencialidad. Existen muchas variantes de este modelo, días de trabajo remoto fijos, días de teletrabajo permitidos por motivos específicos, un mix de trabajadores remotos y en la oficina y otros. Lo cierto es que estas organizaciones no tienen planeado migrar a un modelo de teletrabajo total en un futuro cercano.

Es indispensable para que este modelo funcione que las reglas estén perfectamente claras y que no existan diferencias entre colaboradores que trabajen en los distintos modelos. Para que el teletrabajo sea realmente un beneficio no se debe beneficiar al colaborador que realiza trabajo presencial por sobre el que trabaja remotamente.

Mitad remoto y mitad oficina

Este modelo es una combinación de los dos modelos anteriores. Muchas organizaciones eligen este modelo ya que al reducir la planta de empleados en la oficina a la mitad les permite reducir costes fijos. La creación de espacios de trabajo móviles, de modo que cualquier persona pueda trabajar en cualquier puesto de trabajo, permite que más de una persona trabaje en un mismo ordenador y así reducir el espacio físico necesario.

¿Es beneficioso el modelo híbrido de trabajo para los empleados?

El trabajo híbrido es ideal para muchas actividades. Permite que los empleados sigan teniendo contacto social con sus compañeros de trabajo y al mismo tiempo facilita un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Esta conciliación laboral ya era uno de los factores más valorados por los profesionales antes de la pandemia.

Para que este modelo sea beneficioso para los colaboradores, las organizaciones deben buscar la forma de asegurar que no se sientan aislados, proporcionar las herramientas adecuadas para asegurar un entorno adecuado, confiar en los profesionales que trabajen a distancia y sobre todo asegurar la desconexión digital.

evento-internacional-stimulus

Riesgos psicosociales asociados a la vuelta a la oficina

Para una vuelta exitosa a la oficina no hay que dejar de tener en cuenta que hay que diseñar una estrategia que acompañe el regreso a la oficina y evite los riesgos psicosociales. Luego de un período tan largo de trabajo exclusivamente remoto, la vuelta a la presencialidad expone a los colaboradores a sentir un mayor nivel de fatiga y estrés en el corto plazo.

Una clave para encontrar el mejor modelo es acompañar el periodo de transición mediante un análisis de indicadores psicosociales junto con indicadores de productividad, que permitan definir la modalidad de trabajo hibrido más pertinente en cada caso, huyendo de medidas generales. Modificar el espacio y tiempo de trabajo requerirá de nuevas reglas que, igualmente, es recomendable sean desarrolladas de forma participativa y que, una vez implantadas, sean apoyadas en la práctica por la dirección.

Volver a la oficina con una estrategia detallada, estableciendo metas y acciones claras ayudará a que tu organización haga una transición calmada y tus colaboradores no se sientan desorientados. En nuestra consultoría de salud psicosocial para empresas, ayudamos a tu compañía a gestionar este cambio tan importante.

Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on telegram
Share on email

Deja un comentario

¿Desea descargar nuestro folleto: Salud psicológica en el trabajo a nivel internacional?