El feedback como herramienta del liderazgo en las organizaciones

El feedback es una de las principales habilidades del liderazgo que resulta necesaria para la gestión de equipos.  De hecho, de cara a garantizar un proceso de gestión organizado que traiga buenos resultados, es importante sistematizar la forma en la que se dará y recibirá el feedback en los equipos. En este post hablamos del feedback y su importancia en las organizaciones.

feedback del líder para el éxito empresarial

¿Qué es el feedback?

Desde un punto de vista amplio, el concepto de feedback, o retroalimentación, hace referencia a una herramienta de comunicación que permite dar información sobre el resultado de un proceso o de una tarea.

Específicamente en el ámbito de las organizaciones, el feedback es una habilidad imprescindible en la gestión de equipos, ya que permite reconocer y reforzar los comportamientos esperados, y que, además, tiene un impacto positivo en la productividad y en el bienestar de los equipos.

Es por esto por lo que dar y recibir feedback debe ser un proceso continuo en toda organización, y estar presentes de manera constante, de tal manera que se pueda crear un sistema de mejora continua, encaminado hacia el avance y la toma de decisiones, tanto a nivel personal, como a nivel grupal.

Tipos de feedback

Cuando hablamos de feedback hacemos referencia principalmente a dos tipos: el feedback positivo y el feedback negativo.

El primero de ellos, tiene el objetivo de destacar y reconocer los puntos fuertes del trabajador que se desean mantener en el futuro. Por tanto, la retroalimentación positiva refuerza aquellos aspectos que resultan beneficiosos para la persona y/o organización y permite que estos se puedan potenciar en el futuro. Además, este tipo de feedback tiene la función de recompensar al trabajador por su trabajo y esfuerzo realizado, así como por sus habilidades y competencias.

Por otro lado, el feedback negativo, lejos de ser una crítica, sirve como herramienta útil de evaluación y tiene como fin la mejora y el cambio a tiempo. En este tipo de feedback se señalan las posibles oportunidades de mejora para alcanzar el objetivo deseado.

Así, tanto el feedback positivo como negativo, contribuyen a mejorar el desempeño profesional e individual de los trabajadores, ya que permiten recompensar aquellos aspectos que queremos mantener y clarificar el trabajo y lo que se espera en él.

Herramientas para el liderazgo para empresas

La importancia del feedback en los equipos de trabajo

La implantación de una comunicación bidireccional en la empresa presenta numerosas ventajas, tanto para los trabajadores que forman parte del equipo humano, como para sus responsables y líderes de la organización.

El feedback, entendido como la información que nos llega sobre cómo estamos haciendo nuestro trabajo, ayuda al desarrollo y permite potenciar capacidades y actitudes. Asimismo, el feedback es una herramienta de reconocimiento en el trabajo. Esto lo convierte en un elemento que facilita la motivación en los empleados.

Por otro lado, el feedback aumenta el sentimiento de pertenencia y compromiso, ya que implica al trabajador en las funciones que realiza. En este sentido, otros indicadores como la productividad se ven beneficiados con procedimientos de retroalimentación, ya que dotan de sentido al trabajo y abren paso a la comunicación bidireccional entre el empleado y su superior.

Características de un feedback efectivo en las organizaciones

Para que un feedback sea efectivo y se logre el resultado esperado por los líderes, debe cumplir determinadas características. En primer lugar, el feedback debe estar enfocado a reforzar, mejorar o corregir algún aspecto del trabajo, sin que esto se vea como una crítica que pueda generar un sentimiento de culpa en el empleado.

Es por este motivo, que en el feedback empresarial, resulta imprescindible contar con ciertas habilidades esenciales como son por ejemplo la asertividad, la escucha activa y la empatía.

Por otro lado, a la hora de dar un feedback es importante hacerlo con datos objetivos y fundamentados. Es conveniente que este sea reforzado con hechos observables y parámetros cuantificables, de tal manera que se ponga el foco en la conducta de los trabajadores, y no en sus características personales.

Por último, para que este tenga un impacto positivo en la cultura de la organización, es importante establecer una relación de retroalimentación bidireccional, de tal manera que se integre una dinámica de feedback vertical entre empleados y superiores.

Feedback como herramienta de liderazgo

Herramientas para el liderazgo para empresas

La salud mental es un componente esencial en el bienestar de los trabajadores. Por este motivo, resulta importante que los líderes comprendan su importancia e impacto en la organización.

En este sentido, uno de los pilares fundamentales que permiten el desarrollo y la adquisición de nuevas habilidades y competencias de liderazgo es la formación a líderes. Tanto es así, que los talleres para formar a los líderes como gestores de la salud mental de sus equipos son una de las grandes demandas actuales.

Estos talleres que, entre otras cosas, permiten comprender el impacto que las prácticas de liderazgo tienen en la salud mental de sus equipos y en el negocio y, que a través de la práctica facilitan el desarrollo de habilidades de comunicación y liderazgo específicas, ayudan a gestionar relaciones sanas y estables entre los líderes y sus empleados.

Feedback como herramienta de liderazgo

El feedback es una herramienta fundamental para indicar los comportamientos que se quieren resaltar de forma positiva, así como para subrayar aquellos que se deben cambiar porque suponen un problema, presente o futuro, en la organización.

Siendo este último, el feedback negativo, una de las mayores dificultades a las que se enfrentan los líderes, resulta importante conocer métodos que resulten efectivos. Así, es el caso del conocido método DESC, una técnica que tiene como objetivo el cambio de conducta y que se puede entrenar mediante la práctica. Esta herramienta nos prepara para afrontar conversaciones que tienen un componente emocional intenso y que requieren un comportamiento asertivo. El éxito de este modelo reside en la afirmación del líder, la responsabilización del empleado en la búsqueda y puesta en marcha de soluciones y el deseo conjunto de abordar el problema.

Dar y recibir feedback es un proceso continuo que tiene un gran peso en el liderazgo. Esta, como otras habilidades, requiere práctica y aprendizaje. En Stimulus trabajamos para poder formar a los líderes de tu organización en habilidades orientadas hacia la gestión de equipos.

Deja un comentario

Últimas noticias

Descubre el mundo laboral

LOGO-STIMULUS-CARE-SERVICES-JAUNE-ET-BLANC

Plan Editorial Well-Being

Rompiendo tabúes de la salud mental en tu organización

El propósito es sensibilizar a tus empleados a lo largo del año, con contenidos vinculados a días relevantes para la salud mental y el Bienestar Emocional.

¿Desea descargar nuestro folleto: Salud psicológica en el trabajo a nivel internacional?