“La agenda del bienestar corporativo, como parte de la agenda de talento, es uno de los objetivos del gobierno en su interés por acompañar a las empresas en sus retos estratégicos.” Así lo ha declarado el Secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, en la inauguración de la jornada “Prioridad a la persona: Cómo conjugar rendimiento y bienestar”, organizada por Stimulus en la sede de la Comisión Europea de Madrid con la colaboración de Aon, la Fundación MásHumano y ORH-Observatorio de RRHH. “La agenda del talento es un reto de competitividad -ha afirmado Riesgo- y como parte de ella el bienestar, además de ser justo, es rentable”.

Con esta primera jornada que supone la presentación oficial de sus operaciones en nuestro país sus principales responsables, David Mahé, presidente del grupo Stimulus, y Christine Loos, directora general de la compañía en España, han querido expresar su deseo de crear el ecosistema necesario para impulsar, fomentar y poner en práctica entornos de trabajo saludables y, a la vez, competitivos y sostenibles. En este ecosistema tienen espacio de participación los organismos públicos, las instituciones privadas, los profesionales de la salud en el entorno empresarial y la propia función de recursos humanos. La primera mesa redonda de la jornada se ha desarrollado con representantes de todos estos ámbitos. María Sánchez Arjona, presidenta de la Fundación MásHumano, Marta Serrano, gerente de Sanidad de Aenor, Juan Carlos Pérez, presidente del consejo rector de DCH y miembro de la European Healthy Company Association, y la propia Christine Loos, en calidad de presidenta electa del Employee Assistance European Forum (EAEF), han protagonizado un debate sobre el desarrollo de este tipo de iniciativas en el marco europeo. Moderados por Maite Sáenz, directora de ORH, entre todos han identificado los ámbitos en los que las empresas trabajan el bienestar (salud, liderazgo y flexibilidad) y han ratificado el similar nivel de desarrollo que tiene nuestro país en comparación con sus homólogos europeos. Más allá de las diferencias culturales o circunstanciales que se manifiestan entre los países anglosajones, nórdicos o latinos, en todos ellos se evidencia un creciente interés por acometer el “wellbeing” como una estrategia necesaria no sólo en términos de costes sino también de marca como empleador.

 

Leer más